Sábado, 16 de diciembre de 2017

Las previsiones de contratación se frenan en seco en la zona noroeste de España

La incertidumbre política provoca una desaceleración generalizada en la creación de empleo

Las contrataciones son cada vez menores en la zona noroeste

Los directivos españoles confiesan tener unas intenciones de contratación muy limitadas para el trimestre entrante. Solo el 7% de los empleadores prevén aumentos de personal, mientras que el 4% se inclinan por los recortes y el 86% no prevén cambio alguno.El resultado es que la proyección de empleo neto reflejada en un estudio elaborado por la consultora de recursos humanos y trabajo temporal Manpower es de +3%. Sin embargo, una vez ajustados los datos a las variaciones estacionales, la proyección se queda en el 1%.

Y si las personas que buscan trabajo pueden esperar un clima de contratación con poco movimiento en el próximo trimestre, quienes pretendan colocarse en la zona noroeste de España serán quienes peor lo tengan. No en vano, los directivos de las comunidades autónomas de Castilla y León, Galicia yAsturias prevén un mercado laboral para los meses de abril, mayo y junio con una generación de empleo neto del 0%. La proyección disminuye en seis puntos porcentuales en la comparación con el periodo inmediatamente anterior, aunque se mantiene relativamente estable comparada con el segundo trimestre de 2015.

Según el informe de Manpower, que ha entrevistado a más de 58.000 directivos de 42 países y cuyos resultados sirven como un barómetro de las tendencias y actividades del mercado de trabajo utilizado como fuente de datos por la Comisión Europea, la zona noroeste es la única de España con previsiones de contratación estancadas para el segundo trimestre de 2016.

En general, en todo el país la incertidumbre política provoca una desaceleración en las previsiones de ampliación de plantillas hasta finales de junio. Por zonas geográficas, los directivos de las regiones en el este presentan las intenciones de contratación más sólidas, con una previsión del 8%.

Incertidumbre se ha convertido en la palabra de moda. También ayer Funcas rebajó una décima la previsión de crecimiento del PIB español en 2016, que sitúa ahora en el 2,7%, por el menor avance de la economía mundial, al que se suma «la incertidumbre política interna», circunstancias que neutralizarán el impacto positivo de la caída del crudo.

El estudio de ManpowerGroup divide el país en seis zonas para valorar las previsiones en cada una de ellas: centro (Castilla-La Mancha y Madrid); este (Comunidad Valenciana y Murcia); noreste (Baleares y Cataluña); noroeste (Asturias, Castilla y León y Galicia); norte (Aragón, Cantabria, La Rioja, Navarra y País Vasco) y sur (Andalucía, Canarias y Extremadura). Siguiendo esta clasificación, los datos reflejan que cinco de las seis zonas del país arrojan cifras positivas, mientras que la región en la que se ubica Castilla y León registra un resultado neutro. En concreto, los directivos de la zona este presentan los resultados más optimistas, seguidos de los empleadores de la zona norte (5%) y centro (3%). Las previsiones son más reducidas en las zonas noreste y sur: en ambas los directivos anticipan un ritmo de contratación más lento, del 1%.

Seis zonas

En comparación con el trimestre anterior las previsiones de empleo son más débiles en tres de las seis regiones, pero mejoran en dos regiones en las que se incrementan las intenciones de contratación. El área geográfica de Castilla y León es la que sufre un desplome de optimismo más fuerte, ya que pasa del +7% del trimestre anterior (el porcentaje más fuerte) al actual 0%.

En la zona norte las previsiones aumentan en siete puntos porcentuales, mientras que en el este suben tres puntos. En la zona sur bajan cuatro puntos y en la noreste, dos.

Los directivos en los sectores de la hostelería, agricultura e intermediación financiera y servicios empresariales son los que revelan mejores previsiones de contratación. Asimismo, los empleadores de siete de los diez sectores industriales presentan previsiones positivas, lo que pone de manifiesto la persistencia de la pujanza del sector secundario y resulta coherente con otros parámetros macroeconómicos.

En detalle, las previsiones de los empleadores del sector de hostelería son las más optimistas, con una proyección de empleo neto del 15%. Les siguen los directivos del sector de agricultura, caza y pesca, con el 9%; intermediación financiera y servicios empresariales, con un 7%; y energía eléctrica, gas y agua, con el 6%. Además, son «cautelosamente optimistas» según la valoración de Manpower los directivos de transporte, almacenamiento y comunicaciones, con una perspectiva del 4%; el sector de la industria manufacturera (3%) y el de las actividades sociales (2%).

En otros tres sectores, los empleadores anticipan para los próximos tres meses un descenso del personal. El pronóstico es más pesimista en el sector de la minería e industrias extractivas, con una previsión de recorte del 11%. El sector del comercio y reparaciones pronostica un débil -6%, y las previsiones del sector de la construcción se hunden en el -3%.

Si se comparan con los resultados del primer trimestre de 2016, las intenciones de contratación descienden en seis de los diez sectores. Los planes de contratación se fortalecen en cuatro sectores, y aumentan más notablemente en agricultura (suben seis puntos) y hostelería (aumentan en tres).

Como era de esperar, los directivos del sector de la minería e industrias extractivas disminuyen sus intenciones de contratación en 12 puntos porcentuales. El sector de transporte, almacenamiento y comunicaciones anticipa un descenso de seis puntos, mientras que los planes de contratación en comercio y reparaciones bajan cinco puntos.

En la clasificación de empresas por número de trabajadores, destacan las previsiones de contratación de los directivos de grandes empresas, con una proyección de creación de empleo el 9%. Les siguen los de las medianas empresas, con el 6% y cierran la clasificación los directivos de las pequeñas empresas con el 3% y las microempresas, con el 1%. En comparación con los datos del trimestre previo, las grandes empresas y las microempresas empeoran sus previsiones, dos puntos en ambos casos. El resto de categorías no presentan cambios.

En la comparativa interanual, mejoran las medianas empresas, que incrementan sus intenciones de contratación en ocho puntos porcentuales; mientras las grandes aumentan en siete y las microempresas, en cuatro. En el caso de las pequeñas empresas, las previsiones son las mismas.

42 países

El informe ofrece una visión global del asunto, ya que ha Manpower ha encuestado a directivos de 42 países y territorios. De ellos, 39 esperan aumentar su fuerza laboral en distintos grados durante el período de abril a junio de 2016. A pesar de ello, los resultados indican que la mayoría se mantienen cautos frente a la actual incertidumbre económica. Las intenciones de contratación en la mayoría de los países son modestas, con las más fuertes en India (38%), Japón (22%), Taiwán (20) y Colombia. Las más débiles se registran en Brasil (-10%), Francia (-1%) e Italia (0%).

Fuente: El Norte de Castilla