Miércoles, 13 de diciembre de 2017

UGT denuncia que el nuevo mobiliario adquirido por el hospital “no cabe en las habitaciones”

En la unidad de Pediatría han sido renovadas las camas por otras eléctricas de grandes dimensiones que dificultan las labores de los trabajadores

El sindicato UGT denuncia la improvisación y la falta de control de la gestión del Hospital Clínico, como lo demuestra la adquisición de un nuevo mobiliario para la unidad de Pediatría que está generando importantes problemas.  Desde UGT se asegura que “lo que podía parecer una buena noticia no ha sido más que la evidencia de una nueva pésima gestión y del dominio de la improvisación. Si se visita esta unidad se puede comprobar que  las camas no caben en las habitaciones. Se han adquirido sin medir el espacio de las habitaciones. Cuando se  abren las protecciones  de seguridad, no queda espacio para acceder a las mismas, al tropezar éstas con mesillas y sillones, dificultando el trabajo del profesional para  asear e incorporar al enfermo, cambiar la ropa, sábanas y mantas, etcétera”.

UGT ha denunciado en varias ocasiones que el mobiliario actual está obsoleto, es de manejo manual, obliga a realizar máximo esfuerzo  para movilizar pacientes en  las tareas que estos requieren y ocasionan patologías por esfuerzos a los trabajadores. Sin embargo, critica que el hospital está cambiando este mobiliario, como es el caso de la unidad de Pediatría del hospital Clínico, donde han sido renovadas todas las camas por otras eléctricas, sin tener en cuenta que las medidas no son las adecuadas para las habitaciones.

FSP-UGT denuncia esta gestión y pide que se dé solución a dichos problemas garantizando la adecuación del nuevo mobiliario a las habitaciones y al correcto desarrollo de las labores de los trabajadores sin perjudicar la atención y seguridad a los pacientes y las correctas condiciones de trabajo de los afectados.

FSP-UGT considera que la inversión es lo suficientemente importante para que  la  Dirección Gerencia de este hospital dé soluciones a esta situación, producida por una falta de control de la gestión, esta vez en la compra del mobiliario, con la devolución o la adecuación del mismo.