Sábado, 16 de diciembre de 2017

A los pies del Despojado

El Cristo de las ropas rasgadas y la mirada bella recibió el amor de los suyos
Jesús Despojado

Besapiés y Vigilia. Jornada para ponerse a los pies del Despojado. Para amar, orar y meditar. El sábado, el Cristo de las ropas rasgadas y la mirada bella recibió el amor de los suyos. Por la mañana, solemne besapiés con la gente de su Hermandad. Y al filo de la noche, para hacer frente al frío, Vigilia al amparo de Nuestro Padre Jesús Despojado, en busca del abrigo de su bendición. El domingo llegaría el turno para el devoto besapiés, para todos aquellos fieles que quisieran ponerse bajo la mirada del Despojado.

 Fotos: Alejandro López
Ver más imágenes: