Viernes, 15 de diciembre de 2017

Libro íntimo

En el primer recuerdo
de mi infancia
siempre aparecen limpias las estrellas
-un cauce blanco
sobre mi corazón-, la santidad del agua
y la emoción
de mi madre hilando letanías.
La noche pule
todas las palabras,
las mide con el viento, las vigila,
y el libro
íntimo de la eternidad
despacio las acoge
en esta hora,
donde el silencio es música encendida.

Alejandro López Andrada.
Las voces derrotadas (Las señales).

Éste es uno de mis tres o cuatro poemas favoritos, donde hay más de mí, de mi biografía, de los años mágicos y puros de mi infancia.