Lunes, 11 de diciembre de 2017

Las ganas SIEMPRE ganan

Motivación de los lunes

Puede que estés cansado, que sientas que tu cuerpo a veces es Madrid en hora punta, que pienses que te va a dar algo y hasta te cuestiones si lo que haces, vale realmente la pena. Hoy no te voy a decir que sí, que puedes conseguirlo, porque no lo sé. No tengo la más mínima idea de tu potencial y te estaría mintiendo descaradamente.

Solo sé que el secreto está en las ganas, que la ilusión es el motor de todo lo que hacemos, que podemos ser tremendamente afortunados o tremendamente desgraciados si dedicamos nuestro tiempo a algo que amamos u odiamos respectivamente.

Muchos de nosotros siendo ya adultos, no entendemos el porqué de ciertas obligaciones y las llevamos a cabo con notable negatividad. Imaginad entonces lo que significan las obligaciones para un niño que su única meta es jugar y descubrir el mundo, pero desde pequeño se le enseñan materias de la vida como responsabilidad, autonomía o capacidad de decisión. ¿Queremos que nuestros niños elijan que quieren ser cuando dejen de ser niños? Enseñémosles entonces lo obligatorio como necesario, que para llegar a la montaña hay que esquivar muchas piedras y zarzas,  que el camino no será del todo bonito pero te llevará donde quieras. Mostrémosles que las ganas no son solo para lo que les da la gana, que se puede poner también ganas en algo que detesten, demostrando que es posible hacerle frente hasta a lo que no les motiva.

Cuando ya hayan superado lo obligatorio con pasión, estarán en disposición de entregarse a lo que más desean, a lo que les produzca interés, aquello para lo que hayan nacido. Porque las ganas, siempre ganan.

Feliz semana y…¡a quererse mucho!