Viernes, 15 de diciembre de 2017

Los padres conocerán si cuentan con beca para comprar libros de texto antes de su adquisición

La Junta prevé incrementar hasta los siete millones de euros este programa que enriquecerá los bancos del Releo y permitirá avanzar en el plan para la gratuidad de este tipo de material

La cuantía de estas becas oscilará entre los 200 y los 400 euros y se prevé que se abone antes de que finalice el año

la Junta de Castilla y León resolverá la convocatoria de becas para la adquisición de libros de texto antes de la compra de los mismos por parte de las familias, es decir, en torno al mes de junio, por lo que durante las vacaciones los padres podrán hacer su planificación escolar sabiendo si cuentan o no con estos apoyos. Así lo recoge el borrador de la Orden por la que se establecen las bases reguladoras de las ayudas para financiar la adquisición de libros de texto en los centros de Primaria y ESO a la que ha tenido acceso Ical y que contempla también que estos libros comprados con las ayudas públicas deberán donarse al centro una vez que concluyan el curso escolar para que pasen a engrosar los bancos del programa Releo y sirvan, de este modo, a otras familias en cursos posteriores.

Estas son dos de las principales novedades de la Orden de bases reguladoras en la que trabaja la Consejería de Educación y en la que el departamento de Fernando Rey prevé implantar un cambio procedimental para agilizar el proceso y resolver la convocatoria en un momento anterior a la adquisición de libros de texto por parte de las familias y a la exigencia de aportar la factura a la administración, con objeto de que estas conozcan previamente el importe de la subvención concedida.

Según la información a la que ha tenido acceso Ical, la Consejería de Educación convocará la orden de ayudas a la adquisición de libros de texto en torno a finales del mes de marzo o principios de abril y se comprometerá a resolverla sobre el mes de junio. Es decir, los padres conocerán en en el sexto mes del año si van a contar con beca y su cuantía antes de comprar los libros de texto.

La cuantía oscilará entre los 200 y los 400 euros y se prevé que se abone antes de que finalice el año. Con ello, se avanza en el objetivo de la gratuidad de libros de texto, al pasar de una cuantía de 4,2 millones de euros a una estimación de siete millones para el próximo curso escolar para que se beneficien, también según las estimaciones, 46.000 estudiantes de Castilla y León.

Entrega al banco de libros

Otro de los cambios introducidos es que los libros subvencionados a través de esta línea de ayudas deberán ser depositados por los alumnos en los centros donde hayan cursado las enseñanzas una vez finalizado el curso escolar, para pasar a formar parte de los bancos de libros que se crearon con el programa Releo y obligará a crear nuevos bancos en aquellos centros que no cuenten con ellos hasta ahora mismo.

De esta forma, según argumenta el citado borrador de orden, se potencia la creación y el mantenimiento de bancos de libros de texto en los centros educativos para su préstamo y reutilización de forma gratuita por otros alumnos en años sucesivos y contribuir, así, a que la igualdad de acceso a la educación sea «real y efectiva».

A los efectos de esta futura orden se consideran libros de texto los materiales impresos o en formato digital que los centros docentes, en desarrollo de los contenidos establecidos en el currículo oficial vigente, hayan seleccionado para ser utilizados por el alumnado en el curso escolar correspondiente.

Podrán ser beneficiarios de estas ayudas el padre, madre o tutor legal de los estudiantes de Primaria y Secundaria Obligatoria, siempre que la renta de la unidad familiar se encuentre dentro del límite que se establezca en cada convocatoria.

Según el citado borrador, las ayudas se concederán previa convocatoria por parte de la Consejería de Educación y tendrán un plazo máximo para resolver la convocatoria y publicar la resolución de seis meses desde la entrada de las solicitudes en el registro del órgano competente para su tramitación.

En cuanto a la justificación, los padres deberán argumentar la factura de la compra de libros y se acompañará de una declaración del director del centro en el que se justifique que está escolarizado en el centro y que no ha recibido el material subvencionable en el marco del programa de reutilización de libros de texto Releo.

En este sentido, la orden recoge que las ayudas concedidas serán compatibles con la participación del alumno en el programa Releo, si bien sólo será subvencionable el material que no se haya obtenido con cargo al citado programa.

En los últimos años ha descendido tanto el número de beneficiarios de becas para la adquisición de libros de texto como la cuantía total dedicada por el Gobierno regional. Así, en el último curso del que se disponen datos se beneficiaron de estas ayudas 62.566 personas, por debajo de las 72.642 del anterior, el 2013-2014, y de las 74.881 de 2012-2013.

En ese curso y el anterior (2012-2013) la Junta dedicó un total de seis millones de euros, mientras que la cuantía cayó hasta los 4,2 en el 2014-2015.

Fuente El Norte de Castilla