Martes, 12 de diciembre de 2017
Bracamonte al día

La militancia comarcal del PP respalda al alcalde de Alaraz en su exigencia de renovación

Afiliados de la zona se han mostrado a favor de la carta enviada por el primer edil, ante el malestar existente por la situación que en la actualidad mantiene el partido y exigen cambios en la cúpula del PP que calen en el electorado
Clemente Bautista remitía una carta a la dirección popular provincial que ha abierto una importante línea de debate comarcal. Foto: Archivo

El alcalde de Alaraz, Clemente Bautista, ha abierto una importante línea de discusión entre las bases y la militancia del Partido Popular tras la aparición de una carta que el primer edil alaraceño ha enviado al presidente provincial de los populares en la que le pide ‘cambios’ dentro de la organización de sus cargos, más autocrítica, renovación de dirigentes, así como la delegación de los mismos.

En dicha misiva Clemente se muestra molesto por la actitud de la dirección del PP de manera histórica, especialmente acentuada tras los resultados de las pasadas generales, en donde la formación perdía 40.000 votos. Una situación que se agrava por los continuos escándalos de corrupción que vienen salpicando al partido en los últimos tiempos, lo que ha supuesto un importante hartazgo entre las bases populares que ven falta de acción y contundencia en sus direcciones provincial y nacional. Por esta circunstancia, y tras la negativa a escucharle por parte de Alfonso Fernández Mañueco, Clemente redactaba una carta dirigida a la dirección provincial para exponer su sentir y las soluciones que, desde su punto de vista, necesita el partido para salir de la situación en la que se encuentra la formación.

Una regeneración que pasa, tal y como expone el escrito, por la no perpetuidad en los cargos y la creación de una organización democrática interna que permita una elección más consensuada de los cargos orgánicos, fundamentada en un congreso con listas abiertas a nuevas propuestas e iniciativas. Además, hace especial hincapié en la discreta actuación que se está manteniendo desde la dirección ante los continuos casos de corrupción que están salpicando a la formación, mostrando su indignación ante lo que parece ser “un procedimiento habitual a la hora de gestionar los fondos públicos”.

Esta misiva ha removido las conciencias de la militancia del PP en la comarca, uniéndose a ella buena parte de la misma y a la posibilidad de dar un paso adelante en sus criticas para tratar de abrir una línea de debate que deje entrever el malestar general que se está viviendo desde hace tiempo con las direcciones provincial y estatal, considerándose ‘abandonados’ en los diferentes pueblos de la zona en la que, como afirman sus militantes, “se preocupan por nosotros cada cuatro años que es cuando aparecen para hacer listas”.

Miedo

Diversas fuentes de militantes y concejales en la comarca han expresado a este periódico que la renovación de cargos y puestos de responsabilidad como ocurrió ya con el diputado de zona, Julián Barrera, debe extenderse a toda la estructura del partido, a las comarcas y especialmente a la dirección del mismo. “No puede ser que se tomen los cargos vitalicios y ya el PP ha experimentado cambios y renovaciones y no ha pasado nada”, explicaron.

También desde las bases se reconocen que existe cierto miedo a levantar la voz “porque enseguida intentan laminarte y hacerte el vacío”.

Concejales y militantes elogian la valentía del alcalde de Alaraz “porque ha expresado lo que es un clamor entre los votantes del PP, militantes, concejales y gentes que han dejado de apoyarnos al ver siempre a los mismos”.