Jueves, 14 de diciembre de 2017

El colectivo de enfermería asegura que la escasez de sustituciones perjudica a los usuarios

El sindicato Satse de Salamanca denuncia falta de transparencia en la gestión de las plazas vacantes y carencias graves en el sistema informático, por lo que enviará un informe con las medidas de mejora necesarias a la Gerencia

Satse reclama mejoras laborales para este colectivo

Satse Salamanca ha elaborado un dossier con las medidas de mejora necesarias para el colectivo de enfermería en Atención Primaria que hará llegar a sus responsables. Esta medida se ha tomado después de los contactos mantenidos con la Dirección de Enfermería en los últimos meses y después de la escasa respuesta de esta Gerencia a sus demandas.

Comunicado de Satse Salamanca

Desde el año 2012, con la famosa “ley de medidas”, este colectivo ha sido, sin ninguna duda, el más perjudicado en Atención Primaria. En la actualidad y pese a la mejora en la situación económica, se sigue dando la espalda a los profesionales de enfermería. Hay escasez de sustituciones de las ausencias reglamentarias, ya que son los propios compañeros los que asumen esas ausencias, en detrimento de la calidad asistencial, aumentando el estrés y fatiga de los profesionales y perjudicando notablemente a los usuarios de dichas consultas. Además  con esta medida se están bloqueando contrataciones de una, ya de por sí, voluminosa y maltrecha bolsa de empleo enfermero.

Son innumerables también, las quejas de profesionales en esta Gerencia, sobre la falta de transparencia en la gestión de contratos de plazas vacantes. Plazas que se tardan en ofertar en el tiempo, otras que se guardan o se ofertan más tarde sin justificación. Estos profesionales viven constantemente pendientes de una llamada para cubrir estas vacantes y lo último que necesitan es que se juegue con un posible puesto de trabajo, sujetos al antojo de los gestores.

Cabe destacar, también, que en el caso de un colectivo de tanta relevancia como es el de las matronas, el porcentaje de sustituciones es nulo. Consultas que se anulan para atender otras, largos desplazamientos y centros que se acumulan son el resultado de esta nefasta gestión.

Sumar a todo esto, la deficitaria infraestructura informática con la que se cuenta en el medio rural, la ausencia de un módulo de cuidados de enfermería en Medora, que se promete desde hace años y no llega y la negativa por parte de esta Gerencia a “mojarse” respecto al Real Decreto de “Prescripción Enfermera”, que demuestra la escasa importancia que este personal tiene para la Gerencia.