Domingo, 17 de diciembre de 2017
Guijuelo al día

Con la velocidad en los genes

GUIJUELO | El joven guijuelense Martín Vecchio compite en carreras de karts con 6 años de edad
Martín Vecchio posa con su kart a la puerta del taller familiar.

Guijuelo puede presumir de contar con grandes deportistas de muchas disciplinas. Uno de ellos llama la atención por encima de los demás, tanto por el deporte que practica como por la edad a la que lo hace. Se trata de Martín Vecchio, que a sus seis años de edad ya lleva tres conduciendo karts y con un triunfo en su palmarés de competiciones.

A Martín la pasión por el motor le viene de familia. Sus padres regentan un taller mecánico y tienda de accesorios Motomecánica Vecchio, y desde muy pronta edad se acostumbró al ruido de los motores y al olor de la gasolina. Sus padres y sus abuelos le regalaron su primer kart a la tierna edad de tres años. Una vez tras el volante de su primer vehículo, la afición por las carreras no tardó en llegar. Al mismo tiempo que aumentaba su habilidad de conducción, se elevaba la velocidad a la que circulaba y la cilindrada de los motores empleados. Hasta que en octubre de 2014, Ana y Javier, los padres del joven piloto, decidieron ampliar sus horizontes en la Ariza Racing School, una escuela para jovencísimos pilotos dirigida por Marta Ariza, una joven promesa del motor de 16 años. Allí conoció a otros niños de su edad y con sus mismas inquietudes, pudiendo rodar en pista con otros pilotos de su mismo nivel.

El pisar una pista de competición de verdad no fue más que el comienzo para los Vecchio, ya que los primeros triunfos no tardarían en llegar. A lo largo del pasado año 2015, se disputó un torneo de karts para niños noveles organizado en por Karting Castroponce en León, en el que Martín ganó nada menos que cuatro de las cinco pruebas disputadas, consiguiendo así su primer título. En esos primeros meses aprendió a perfeccionar su técnica de conducción y también a conducir con más pilotos en la pista, una de las habilidades más complicadas de este deporte.

Entre final de año y principio del presente, el joven Vecchio está participando en el I Trofeo ARS, organizado entre los alumnos de entre 5 y 7 años de su escuela de conducción. “Cuando contamos que son carreras de niños de menos de diez años, la gente imagina un circuito pequeñito y unos niños sonriendo dando vueltas. Pero en realidad los karts son muy potentes y consiguen velocidades punta de unos 120 kilómetros por hora. Es duro animarle al mismo tiempo que te preocupas para que todo vaya bien en la carrera”, comenta su madre, Ana. “Hay padres que se gastan mucho dinero en tener varios juegos de neumáticos, varios motores… Son motores sencillos y pequeños, de 64 centímetros cúbicos, pero muy potentes y también costosos”, indica su padre Javier, que también es el mecánico del ‘equipo Vecchio’. El futuro del pequeño Martín pasa por la diversión primero y la competición después, como comentan sus progenitores: “Es Martín quien mejor se lo pasa. Para él es un divertido juego, y aunque quiere ganar, como todos los niños, se contenta con correr”.

El trofeo ARS concluirá a finales de marzo, y Martín competirá por un lugar en el podio. A partir de entonces, sea cual sea el resultado, el futuro será mucho más interesante. En cuanto cumpla siete años ya podrá federarse y competir por trofeos oficiales, en lo que seguro será una interesante carrera deportiva a seguir por todos los guijuelenses.
  • Martín en la parrilla de salida en la pista de Castroponce. Foto: ARS