Jueves, 14 de diciembre de 2017
Alba de Tormes al día

"Desde mi llegada al Albense hasta hoy me he sentido un privilegiado"

ALBA DE TORMES | A Pablo se le puede considerar uno de los pilares fundamentales del eje vertebrador del Piensos Durán Albense
Pablo Montes

Pablo Montes (1985) bien podría ser considerado como uno de los pilares fundamentales del eje vertebrador del Piensos Durán Albense. El salmantino, que llegó al Club Deportivo Albense hace cuatro años, se ha erigido durante estas últimas temporadas como la guía de los verdes sobre el terreno de juego, aportando ese punto de experiencia al conjunto entrenado por Chema Sánchez. A pesar de dificultades surgidas al inicio de la temporada a la hora de compaginar deporte y trabajo, Pablo sigue comprometido con el equipo de la villa ducal, aportando su granito de arena a la gran labor desempeñada por todos los integrantes del Piensos Durán Albense.

¿Cómo fue tu llegada al Club Deportivo Albense?

Mi llegada al club se produjo hace 4 años, procedente del Confiterías Gil de Salamanca. En este club comencé mi andadura como jugador de futbol-sala, puesto que yo desde pequeño siempre había jugado a fútbol 11, inicialmente en 3ª División. Teníamos una de las plantillas más potentes de nuestra liga y eso nos abrió las puertas de jugar la temporada 2011/2012 en Segunda B, precisamente la categoría del C.D. Albense. Esa temporada fue muy bonita pero acusamos el salto de categoría y en la segunda vuelta no pudimos conseguir la salvación. Sin embargo, a nivel personal realicé una buena temporada y yo creo que así conseguí que Michel Pena y Javi Barrueco me dieran la oportunidad de recalar aquí.

¿Con qué recuerdo deportivo te quedarías de los vividos en los años que llevas formando parte de la gran familia albense?

R: Es difícil elegir, porque sinceramente estas 4 temporadas han sido increíbles para mí. Insisto, desde mi llegada hasta el día de hoy me he sentido como un privilegiado, pero si tuviera que destacar algo destacaría dos momentos. Mi primera temporada porque fue una pasada llegar a Alba y poder sumarme a un equipo tan potente como el que teníamos (en lo deportivo y en lo humano); pero por las dificultades vividas también tengo que destacar lo conseguido durante el  año pasado, cuando nos tocó tirar de un equipo y de un proyecto totalmente nuevo tras la marcha de Michel y buena parte de los jugadores más veteranos, algo que finalmente hemos conseguido sacar adelante a base de mucho trabajo e ilusión.

Dado que llevas varios años formando parte de la plantilla del primer equipo del C.D. Albense, la experiencia que posees, ¿te hace tener una responsabilidad mayor para tener que tirar del equipo en momentos determinados?

R: Es obvio que a medida que pasa el tiempo, cambian las circunstancias, el cuerpo técnico y los jugadores más veteranos marchan, es ley de vida que el grupo vaya evolucionando y que a los que continuamos en la plantilla nos toque dar un paso adelante, sobretodo para integrar a la gente nueva que ha llegado en los últimos años. Luego en el campo cada uno aporta lo que puede, y si algo tenemos claro en nuestro equipo es que nuestra fuerza reside en la cohesión y en el trabajo en equipo.

El Piensos Durán Albense se sitúa  octavo en la clasificación con treinta a puntos a falta únicamente de ocho jornadas de campeonato por disputarse, ¿cómo ve Pablo Montes lo que le resta de campaña al Piensos Durán Albense?

Puede sonar a frase hecha, pero nosotros vamos partido a partido, entrenamiento a entrenamiento. Nuestro único objetivo es ser competitivos cada jornada, independientemente del rival; está claro que luego puedes soñar con acabar lo más arriba posible, pero eso solo llegará si trabajamos día a día por seguir creciendo, por seguir mejorando.

¿Qué destacarías del grupo humano, tanto jugadores como cuerpo técnico, que conformáis el Piensos Durán Albense?

La pasión y el compañerismo, son nuestras dos señas de identidad sin ninguna duda. Somos un grupo muy joven al que el cuerpo técnico desde su primer día como entrenador le transmitió su pasión, su amor por este deporte; y luego creo que en lo humano somos un grupo que está muy cohesionado y unido, somos una pequeña familia.

¿Le quedan muchos años de buen fútbol sala y de hacer disfrutar a la afición albense a Pablo Montes en sus piernas?

Ojalá (risas). Este año ha sido un poco complicado porque justo a punto de comenzar la temporada tuve que trasladarme a Valladolid por motivos laborales, pero gracias al apoyo del cuerpo técnico y de mis compañeros he podido seguir jugando, así que aprovecho para agradecérselo en ese sentido. ¿El futuro? No sé si podré seguir compatibilizando deporte y trabajo, pero mi intención es hacerlo porque disfruto muchísimo del futbol sala y estoy muy unido a este grupo.

¿Qué mensaje lanzarías a la afición del Piensos Durán Albense?

Un mensaje de agradecimiento. Es una pasada cómo se pone el pabellón cada fin de semana que jugamos en casa. Además, hay que agradecer a lo sponsors y patrocinadores su apuesta por nosotros ya que ellos hacen posible que podamos competir en una categoría tan importante y exigente como la 2ªB.