Martes, 12 de diciembre de 2017

La solución está en los genes

Pilar Armero Mártínez es la Directora de la empresa INNOVA GENOMICS, situada en el edificio CIALE de Villamayor.

Esta Doctora en Farmacia por la Universidad de Salamanca, hace unos años decidió crear la empresa con la colaboración de la Doctora en Biología, Patricia Martín Jiménez.  Las dos son personas altamente cualificadas y con una amplia experiencia en el mundo de la investigación.

Cuando comenzaron este gran proyecto y decidieron instalarlo en Salamanca, no podían ni imaginar el alcance y la repercusión que en poco tiempo iba  a conseguir. 

Pilar es una mujer muy segura de sí misma, con las ideas muy claras y con una gran capacidad de trabajo. Su imagen es la de una persona responsable, creativa y con excelentes dotes para la organización y dirección de equipos.

Su gran aportación  de la genética aplicada al estudio del dolor sin duda ayudará a mejorar la vida de muchas personas.

La amplia experiencia adquirida en diagnóstico genético es sin duda una de las fortalezas de Pilar  que se une  a la experiencia de Patricia la cual centró su doctorado en Hemato,logía, trabajando en un tipo de linfomas con un estudio dedicado a los diferentes tratamientos y su respuesta en el paciente.

 

Las dos coincidieron en un laboratorio de Zaragoza, investigaban y trabajaban, pero su espíritu  curioso e innovador de buenas científicas, las llevó a hacer realidad su sueño y se lanzaron a la aventura de INNOVA GENOMICS. Este proyecto va más allá de un sueño empresarial, las dos  se quieren diferenciar por dar respuestas científicas en el campo genético y llegar a donde los laboratorios de genética no llegan.  Su insignia de identidad es aplicar todos sus estudios, investigaciones y estrategias,  en definitiva la técnica aplicada, siempre pensando en la mejora de los pacientes. 

El apoyo del Doctor Rogelio González Sarmiento fue fundamental para dar el salto. Como científico y apasionado de la ciencia las animó a convertir su sueño en realidad.

Pensando en la aplicación de técnicas y mejoras científicas que en apariencia no tiene un alto rendimiento empresarial, realizan encargos para medio mundo ya que su reputación como científicas es muy conocida y se han convertido en laboratorio de referencia mundial porque dan un servicio a pedidos muy exclusivos. Nunca dicen no a nada.

 

Desde que comenzaron hace cinco años han ido contratando a empleados siendo en estos momentos un equipo de cinco personas.

Este Laboratorio está apoyado por el Parque Científico de la Universidad y en breve comenzará a funcionar una franquicia en Bogotá.

 

Estas dos emprendedoras han sabido encontrar la necesidad de mercado y sin gastar publicidad, están trabajando y creciendo apoyadas por su excelente buen hacer y por ofrecer la respuesta a las demandas que otros laboratorios, quizá más comerciales ,no les dan.

 

Desde estas líneas animamos a Pilar a Patricia y a todo su equipo a seguir cumpliendo su sueño. Científicas como ellas hacen mucho bien por la contribución que ofrecen a la curación de enfermedades. 

Gracias por darnos la oportunidad de vivir más y mejor.