Martes, 12 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Un caballo abrirá la Procesión del Silencio, que contará por primera vez con una Hermana Mayor

CIUDAD RODRIGO | La primera Hermana Mayor será Alejandra Méndez Merino, primera mujer en ser inscrita tras levantarse el veto a féminas
Procesión del Silencio del año pasado | Foto Adrián Martín

Las Cofradías de Ciudad Rodrigo están en plena recta final de preparativos para los desfiles procesionales de la Semana Santa 2016, que arrancarán en la noche del 18 de marzo, Viernes de Dolores.

Como es habitual, la Semana Santa Mirobrigense contará con algunas novedades, llevándose la palma este año la Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración –conocida popularmente como la Cofradía del Silencio- que tendrá dos grandes novedades: por primera vez en su historia uno de los Hermanos Mayores será una mujer, y por otro lado, su desfile procesional contará con un caballo.

Respecto a la novedad más visible para el público durante los desfiles, la del caballo, el presidente de la Hermandad, Antonio J. Aguilera Luis, explica a Ciudad Rodrigo Al Día que la entidad ha tenido la idea de que el estandarte de apertura de la procesión sea portado a caballo, para darle más lucimiento al desfile. Asimismo, al ir en una posición más alta, el cofrade que porte el estandarte –que será un cofrade de toda la vida- será un punto de referencia perfectamente visible.

Según explica Antonio Aguilera, el caballo saldrá fijo en el solemne desfile procesional de la noche del Jueves Santo, siendo su intención que también esté presente en la procesión de La Carrera de la tarde del Viernes Santo, aunque en este caso, al ser el primer año, podría desestimarse su presencia en caso de que se vea algún impedimento, ya que ese día “no desfilamos solo nosotros, el caballo puede estar nervioso y la procesión es larga”.

Alejandra Méndez será la primera Hermana Mayor

La otra gran novedad de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración no será perceptible para los espectadores de la procesión, pero es también muy relevante: por primera vez en su historia, uno de los 4 Hermanos Mayores de esta Semana Santa será una mujer, concretamente, Alejandra Méndez Merino.

En este apartado hay que recordar que la Cofradía del Silencio de Ciudad Rodrigo, fundada en 1930, estuvo vetada a mujeres casi seis décadas, aunque como recuerda Antonio Aguilera, había féminas que sí desfilaban ‘ilegalmente’, para lo que se cambiaban a escondidas en las cercanías de la Plazuela de Cristóbal de Castillejo –donde sale la procesión- para llegar allí ya vestidas y no ser distinguidas.

A partir del año 1989 (tras una reforma de los estatutos de la entidad), se permitió la inscripción de mujeres como cofrades, siendo cronológicamente la primera Alejandra Méndez Merino, apuntada por su padre, Tomás Méndez, quien estuvo 18 años al frente de la Cofradía. En este año 2016, y continuando con el orden de lista de los cofrades para ejercer el puesto de Hermanos Mayores, le toca a Alejandra Méndez, como ya se anunció a la conclusión de la procesión de La Carrera del año pasado, momento en que la Cofradía anuncia siempre quienes serán los Hermanos Mayores del año siguiente.

Según explica Alejandra Méndez a Ciudad Rodrigo Al Día, para ella es “un honor poder ser la primera mujer Hermana Mayor de una Hermandad que para mí significa tanto”. Como ella añade, lleva casi toda su vida como cofrade (nació en el 84, cinco años antes de que se pudieran apuntar mujeres), y “significa mucho, porque además está toda mi familia”.

Curiosamente, cuando se oficializó el nombramiento hace un año, todavía no se habían celebrado las Elecciones Municipales, pero, llegada la Semana Santa de 2016, Alejandra Méndez forma parte del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo. Se da la circunstancia de que su formación, Izquierda Unida, rechaza que sus integrantes vayan a las procesiones en calidad de concejales (es decir, portando la Medalla de Concejal y desfilando tras la imagen religiosa respectiva). 

Como resalta Alejandra Méndez, con su situación queda clara la “separación Iglesia-Estado” que hace su formación: “una cosa es lo que yo piense personalmente y otra la del partido”, que como remarca, “defiende la libertad religiosa y es ahí donde estoy yo”, acudiendo a nivel personal a cualquier acto religioso, pero no en calidad de concejal.

Tras Alejandra Méndez, en los años sucesivos será habitual ir viendo más mujeres como Hermanos Mayores de la Hermandad, una vez siga avanzando la lista de cofrades en un tramo donde ya hay tanto hombres como mujeres. La Cofradía cuenta en la actualidad con medio millar de integrantes.