Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Los sindicatos reclaman medidas contra la situación de precariedad laboral de las mujeres

Responsables de CCOO y UGT denuncian que en el sector de ayuda a domicilio “las mujeres somos baratas, más productivas y explotadas”

 

Verónica Domínguez, de CCOO, y Fonsi Bonafonte, de UGT. Foto: Alejandro López

Los sindicatos salmantinos CCOO y UGT han denunciado hoy, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Mujer, la situación de precariedad laboral que siguen sufriendo las mujeres y han reclamado mejores políticas de igualdad para que “podamos construir un futuro mejor”. Los datos que arrojan las últimas estadísticas demuestran que la tasa de desempleo femenino se sitúa en Salamanca por encima de la media nacional, con un 56,12%, y que la brecha salarial sigue siendo muy alta, llegando al 24% en la provincia, mientras que los contratos temporales se sitúan en más del 91% y los trabajos a jornada parcial siguen siendo para las mujeres.

Por este motivo, Verónica Domínguez Hevia, del Grupo de la Mujer de CCOO de Salamanca, y Fonsi Bonafonte Calama, secretaria de la Mujer de UGT de Salamanca, han subrayado que vivimos en una sociedad totalmente injusta porque las mujeres “seguimos siendo las grandes perdedoras, con una mayor brecha salarial, mayor desempleo, mayor violencia de género y mayor pobreza”. También se han referido a las horas que las mujeres deben dedicar a las personas dependientes, a los menores y a las tareas del hogar: “se las estamos regalando al Estado, cuando trabajamos una media muy superior a los hombres”, ha señalado Verónica Domínguez.

Por su parte, Fonsi Bonafonte ha incidido en la discriminación que sufren las mujeres en el sector de la dependencia y ayuda a domicilio y ha sido crítica al asegurar que se trata de un problema estructural, ya que no se valora porque se cree que es un trabajo de mujer, “porque lo hacemos mejor y lo hemos hecho gratis, con lo cual el resultado es que somos baratas, más productivas y explotadas”.

Desde UGT también se ha denunciado que no hay protección en cuanto a riesgos laborales y también que en Valladolid existe un caso de acoso sexual que sigue sin ser juzgado después de dos años y “todos se lavan las manos. Ante una denuncia de las agresiones que están sufriendo, lo que hacen es que le cortan el servicio en vez de tomar medidas para no perder el trabajo”, ha indicado Fonsi Nieto. Por este motivo, desde los sindicatos se reclaman protocolos de actuación ante estos casos, “pero la Administración mira para otro lado y elude sus responsabilidades”.