Martes, 12 de diciembre de 2017

Fernando Centenera, las raíces salmantinas de El Corte Inglés

En las últimas décadas del siglo XIX, abría un establecimiento en la plaza del Corrillo y en 1890 aprovecha sus ahorros conseguidos en esta tienda para impulsar una pequeña sastrería en Madrid, en plena calle Preciados, que pasaría a la historia comercial española

[Img #579522]

En las últimas décadas del siglo XIX, Fernando Centenera, un emprendedor  alcarreño de Atazón, emigra a Salamanca sorprendiendo su osadía al abrir, recién llegado, un comercio en el centro de la ciudad, en la plaza del Corrillo.

La tienda del emprendedor Centenera se dedicaba a la confección de lujo para caballeros y niños, una sastrería a medida que recibió el nombre de "La Incompetible"

Mal no le fue al alcarreño en su negocio, puesto que en 1890 aprovecha sus ahorros conseguidos en la tienda salmantina y abre una pequeña sastrería en Madrid de 146 metros cuadrados en plena calle Preciados.

Fue ese el momento en que Centenera piensa como llamarla y acierta al poner en los rótulos un nombre que pasaría a la historia comercial española "El Corte Inglés".

FOTOGRAFIAS

  • PRIMERA. Fachada de la popular sastreria situada en el Corrillo 24.
  • SEGUNDA. Empleados de la sastrería.

Esperanza Vicente Macías