Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Mujer y trabajadora

"El rostro de una mujer debe estar acuñado por su propia historia." (Claudia Cardinale)

Mujer y trabajadora.

Hoy, 8 de marzo,  después de este parón de dos semanas en estos nuestros artículos quería expresar mi reconocimiento al motivo del mismo, el trabajo.

[Img #579363]Somos luchadoras, fuertes, soñadoras y cada vez somos más las que nos vemos inmersas en una especie de película de ciencia “ficción” donde tenemos que demostrar que podemos y que sabemos.

Siempre lo digo en mis conferencias sobre emprendimiento social, es fastidiado emprender pero si además eres joven y mujer, no sé porque extraña razón estas continuamente con una agotadora sensación de tenerle que demostrar a los demás que vales dando explicaciones cada dos por tres.

Esto me paso hasta que lo identifique y me di cuenta de ello, no estaba haciendo lo que quería, trabajaba oculta para unas personas que no se merecen ni una sola de mis palabras, pero sumisa trabajaba duro para demostrar que aunque acabará de terminar la carrera  y fuera mujer valía. ¿Valía para qué? Para aguantar viento y marea, hacer cosas con las que no estaba de acuerdo, que aquellas cosas en las que a mí no me habían dejado opinar salieran mal y encima tener que poner la cara para que me la partiesen, no… no me pario mi madre para ello.

DESPERTE y no pensé en ser empresaria por una razón económica, lo pensé por una razón de salud mental y emocional. Quería cometer mis propios errores, si erraba que fuera a consecuencia mía, no porque nadie me dijera por intereses ocultos y creo a día de hoy que cerca de la maldad, como tenía que hacer las cosas. Es muy estresante saber que antes de comenzar algo te la vas a pegar y que vas a tener numerosos problemas, y aun así, tienes que hacerlo, lo siento pero es no va conmigo.

Ellos también trabajan por su puesto, pero nosotras necesitamos la herramienta de la visibilizarían para nuestro crecimiento profesional. Somos cuidadoras por nacimiento y nos encanta, pero no cuando no lo podemos elegir. Las cosas impuestas porque a algún lumbreras las ideo así no van con nosotras. Cuando podemos elegir que camino queremos seguir y cuando se nos reconoce nuestro trabajo sea cual sea, privado, púbico, en el hogar, etc es cuando se nos está mirando y respetando.

Por ello concluyo con este beso semanal para [email protected] [email protected], y en especial para ELLAS niñas, adolescentes, solteras, casadas, madres, viudas, abuelas, disCAPACITAS, expertas en dar un abrazo y en hacer bocadillos de mantequilla con azúcar,  TODAS FELICES.    

María Tamame Montero.

Edukas Centro Psicosocial.