Domingo, 17 de diciembre de 2017
Las Arribes al día

Stop Uranio dice en el Almendro “no a la mina” de Retortillo y Villavieja

Un grupo de integrantes de la Plataforma mostraron con pancartas su rechazo al proyecto de la minera australiana Berkeley

[Img #578572]

Y como los ganaderos, integrantes de la Plataforma Stop Uranio acudieron a la Fiesta del Almendro –en La Fregeneda– para mostrar su rechazo al proyecto promovido por la empresa australiana Berkeley para la creación de una mina de uranio a cielo abierto en los términos de Retortillo y Villavieja de Yeltes, aunque como señalan desde este colectivo “está haciendo exploraciones en todo el oeste salmantino”.

Desde la Plataforma Stop Uranio se oponen a este proyecto, entre otras razones, porque “la creación de puestos de trabajo va a ser ínfima”. Según la Plataforma, “se habla que en Retortillo/Santidad serán 20 trabajadores de la comarca y por unos pocos años”, mientras que, por otro lado, “se van a destruir empleos de toda la vida en el Balneario de Retortillo –65 puestos directos– agricultura, ganadería y turismo”.

Además, para este colectivo “el daño medioambiental va a ser irreparable, pues se formará un cráter de varias hectáreas de extensión y más de un centenar de metros de profundidad, con la consiguiente pérdida de la masa forestal y desviaciones de los cursos de agua”.

Los representantes de Stop Uranio fueron situados en la plaza de la Fuente junto a la carretera, y en ningún momento causaron disturbios. Su presencia en La Fregeneda se limitó a mostrar varias pancartas con lemas alusivos contrarios a la mina.

Para el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, el proyecto debe contar con todas las exigencias que la ley marca en materia de seguridad, y rechazó cualquier relación que de este proyecto minero pueda derivar respecto a espacios protegidos como la Reserva de la Biosfera ‘Meseta Ibérica’. Esta opinión contrasta con lo defendido por la Plataforma Stop Uranio, que considera el riesgo que supondría para la RB y el Parque Natural Arribes la contaminación del río Yeltes, afluente del Huebra y este a su vez del Duero.

Así, el presidente apostó porque, como la mina de Barruecopardo, si cumple los requisitos legales, contribuya a la creación de empleo en la provincia, recordando en este sentido la actividad minera del uranio que hasta hace unas décadas hubo en Ciudad Rodrigo.      

COMUNICADO DE STOP URANIO

La empresa australiana Berkeley pretende abrir minas de uranio a cielo abierto en la provincia de Salamanca. Tiene avanzados los permisos para comenzar el proyecto Retortillo/Santidad (Villavieja de Yeltes) pero está haciendo exploraciones en todo el oeste salmantino.

Desde la Plataforma Stop Uranio nos oponemos a este proyecto por varias razones:

- La creación de puestos de trabajo va a ser ínfima (en Retortillo/Santidad se habla de 20 trabajadores de la comarca) y por unos pocos años.

- Se van a destruir empleos de toda la vida: Balneario de Retortillo (65 puestos directos), agricultura/ganadería, turismo.

- El daño medioambiental va a ser irreparable: se formará un cráter de varias hectáreas de extensión y más de un centenar de metros de profundidad, con la consiguiente pérdida de la masa forestal, desviaciones de los cursos de agua.

-Las molestias a los habitantes serán una constante en el desarrollo del proyecto: megaexplosiones, movimiento continuo de maquinaria y camiones.

- Pero lo mas grave es que la salud de las personas que viven en el entorno de la mina puede quedar afectada por los efectos contaminantes de la radioactividad. Así se han clausurado todas las minas de uranio en Europa occidental por su alto impacto ambiental, en la salud y su escasa rentabilidad.

Berkeley ha ido repartiendo dinero para conseguir la opinión favorable de la gente. Se ha rodeado de asesores y lobbistas para allanar el camino de los distintos permisos que debe obtener de las Administraciones Públicas. Pero hay serias dudas sobre la legalidad del proyecto en relación a la normativa medioambiental española y europea (estamos pendientes de diversos recursos administrativos judiciales).

La Plataforma STOP URANIO viene luchando desde hace meses para que esa barbaridad no vea la luz en nuestra comarca ¿Vamos a permitir esta tropelía al lado de nuestras casas? ¿No seremos capaces de enfrentarnos a una actividad que supondrá un negro futuro para las generaciones venideras por unos pocos puestos de trabajo con riesgo de perder otro empleo con futuro y de calidad?.

Únete a la Plataforma y participa en las movilizaciones que realizaremos en el futuro. Nuestros descendientes no tienen la culpa de que unos irresponsables, hayan dejado el porvenir de la Comarca en manos de unos especuladores sin escrúpulos.

NO A LA MINA. SI  A LA VIDA