Martes, 12 de diciembre de 2017
Alba de Tormes al día

Centro Ocupacional Reina Sofía o la búsqueda de la felicidad plena

ALBA DE TORMES | Los orígenes del centro, pionero en Castilla y León con titularidad municipal, se remontan a los años setenta

[Img #577712]

Situado en la calle Cuatropea de Alba de Tormes se encuentra el Centro Ocupacional Reina Sofía.  Actualmente, el centro, que funciona en estrecha colaboración con ASFACO (Asociación de Familiares del Centro Ocupacional), cuenta con quince alumnos de edades comprendidas entre treinta y sesenta años procedentes de Alba de Tormes, Calvarrasa de Abajo, Carpio, El Encinar, Encinas de Arriba, Garcihernández, Horcajo Medianero, Larrodrigo y Pedrosillo de Alba.

Su principal objetivo, en palabras de Tomás Pérez, quién junto a Jesús Rodríguez y Milagros Flores desempeñan las labores de monitores, es “proporcionar a las personas discapacitadas una ocupación terapéutica mediante la realización de actividades convivenciales destinadas a la búsqueda de su felicidad y reconocimiento personal y social”.

Actividades muy variadas y pintorescas tales como excursiones a exposiciones culturales, cuidado de un huerto o deporte, combinadas con otras como talleres de alfarería, de manualidades o de alfabetización, donde estos artistas realizan verdaderas obras de arte que luego venden en ferias celebradas en la capital charra o la feria de San Antonio de Alba de Tormes.

Toda una vida al servicio de los discapacitados

La historia del Centro Ocupacional ‘Reina Sofía’ se remonta a los años 1978 – 1979, cuando la Junta de Castilla y León puso en marcha un estudio para conocer la viabilidad del proyecto con parámetros como las personas que requerían atención, sus necesidades, etc. Durante estos convulsos años, varios fueron los enclaves que sirvieron para acoger el centro, entre ellos las antiguas escuelas, la casa parroquial o la antigua residencia de ancianos, situada al lado de la actual residencia de Santiago y San Marcos. Hasta 1989, los monitores fueron Bernardo Pérez y Hortensia Jiménez.

Ya en 1991, el ‘Reina Sofía’ se trasladó a la que sería su sede vigente hasta el día de hoy, la situada en la calle Cuatropea, en frente del Centro Médico. Pequeña pero acogedora y amueblada con inmobiliario adquirido con dinero procedente de la venta de los objetos realizados por los chicos y chicas que forman parte del centro albense.

Así es la historia del ‘Reina Sofía’, más que un centro el lugar de encuentro de que como ellos mismos se autodenominan "una familia en la cual aprendemos uno de los otros cada día que pasa". Una labor encomiable y donde el principal objetivo es la búsqueda de la felicidad de sus integrantes.

[Img #577726]