Lunes, 11 de diciembre de 2017

La crisis de los refugiados en el Informe Anual de Amnistía Internacional

El conflicto sirio se ha convertido en sinónimo de la insuficiente protección de gran número de civiles en peligro y, en términos más generales, del fracaso sistémico de las instituciones a la hora de hacer cumplir el derecho internacional...

[Img #577017]

 

Juan L. Hernández (Activista por los derechos humanos)

    Como ya es habitual, Amnistía Internacional acaba de publicar el Informe Anual correspondiente al año 2015. En este informe se documenta la situación de los derechos humanos en todos los países del mundo. Este año son 160 países los que se analizan y no es casualidad que en el prólogo se presente un extenso análisis de la tremenda crisis de los refugiados que día a día no deja de asombrarnos debido al gran sufrimiento que estas personas padecen, así como las continuas muertes que se producen en su trayecto a través del Mar Mediterráneo y su épico deambular a través de Europa, para poder salvar sus vidas y disfrutar de la seguridad que les podríamos ofrecer aquí. Nos indigna la inacción y desidia de las autoridades y gobiernos de la Unión Europea y las Naciones Unidas, que están haciendo que este grave problema se enquiste en vez de tratar de aportar soluciones urgentes y concretas.

    Aquí se presenta un breve extracto de lo que el Informe Anual de Amnistía Internacional denuncia ante el mundo por lo que está sucediendo a personas reales, en situaciones reales y en lugares concretos.

[Img #577018]    “Hasta ahora, los intentos de resolver el conflicto no han servido más que para poner de relieve las divisiones globales y regionales….. Aunque algunos países de Oriente Medio y el Norte de África aceptaron a un gran número de personas refugiadas de Siria, muchos gobiernos de dentro y fuera de la región siguieron mostrándose reticentes a aumentar de forma significativa la cifra de refugiados y refugiadas que estaban dispuestos a admitir. El reparto de la carga —y de la responsabilidad— continuó estando enormemente desequilibrado, y la provisión de recursos quedó muy por detrás de la rapidez con que evolucionaba la crisis. Mientras tanto, se violaron los derechos humanos de numerosas familias y personas en movimiento con prácticas como la criminalización de quienes solicitaban asilo, la devolución (refoulement), la expulsión sin seguir los trámites establecidos y el traslado a otros territorios, así como con diversas medidas estatales que equivalían a denegación del acceso a un procedimiento de concesión de asilo…. El conflicto sirio se ha convertido en sinónimo de la insuficiente protección de gran número de civiles en peligro y, en términos más generales, del fracaso sistémico de las instituciones a la hora de hacer cumplir el derecho internacional.... [Img #577019]Aun teniendo la esperanza de que los esfuerzos actuales traigan la paz a Siria, los años de guerra en este país han puesto también de relieve la impunidad que se crea cuando los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU usan su derecho de veto para bloquear medidas creíbles y proporcionadas con que poner fin a los crímenes de guerra y los crímenes de lesa humanidad, y para dificultar la rendición de cuentas cuando se están cometiendo o se han cometido este tipo de crímenes. La grave situación de los derechos humanos en Siria ha puesto de manifiesto la debilidad de los sistemas de protección de la población civil durante los conflictos armados. En la crisis siria y, con las acciones del grupo armado autodenominado Estado Islámico, más en general, vemos los resultados de décadas de comercio irresponsable de armas y su impacto letal en la población civil. El conflicto también ha puesto de manifiesto el abandono de la responsabilidad de proteger a la población refugiada, mientras los países se enzarzan en discusiones sobre la “protección de las fronteras” y la “gestión de la migración” en lugar de emprender acciones resueltas para salvar vidas”.

 [Img #577020]   Ante esta crítica situación, ¿qué ha sido de la Europa solidaria y culta, de la Europa desarrollada y democrática? cuando no dejan de levantarse muros, vallas, alambradas y surgen sin cesar movimientos xenófobos en países del centro y norte de Europa, con ataques indiscriminados y sin escrúpulos, incendiando albergues, atacando autobuses con ancianos, mujeres, niños y niñas y criminalizando a todos los refugiados por los ataques y violaciones a mujeres ocurridos especialmente en Colonia y otras ciudades alemanas por algunos desalmados y criminales.

  Pongámonos en la piel de estos refugiados que desesperadamente huyen de las represalias y torturas, de los bombardeos y de los asesinatos sin piedad de los fundamentalistas y radicales islámicos del Daesh. Pongamos remedio a su desgracia simplemente cumpliendo las leyes y tratados internacionales (Convención para los Refugiados y el Protocolo para los Refugiados de la ONU) que nuestro gobierno junto con más de 140 países han firmado y que por lo tanto tienen la imperiosa obligación de cumplir.

[Img #577045]