Viernes, 15 de diciembre de 2017

Otra semana Santa

[Img #576322]Cada año civil la Iglesia nos catequiza con el recorrido estacionario de la vida de Jesús, desde su nacimiento hasta su muerte y los misteriosos acontecimientos que siguieron.. Espléndida catequesis si de verdad  recordara e hiciera presente la vida de una persona que nos maifestó el querer de Dios, la relación amorosa con El y con todas las personas, las de carne y hueso que diría Unamuno, el profundo sentido de la vida, y de la muerte, la entrega de su propia vida. Haríamos propia esa vida, su planteamiento vital a favor de los hombres, especialmente los más frágiles y marginados de la sociedad. Con ellos se identificó: “porque tuve hambre,… sed y me distéis de comer,… de beber;…estuve enfermo, preso y me visitasteis…”. Cuestionó la pesada carga de las leyes judias reduciéndolas al Amor a Dios y al prójimo y puso al hombre en el centro de la vida; “No es el hombre para el sábado sino el sábado para el hombre” “Misericordia quiero y no sacrificios”.

Identificados así con Jesús y su fuerza transformadora, ya en esta breve estancia, la convivencia de unos con otros sería fraternal y en consecuencia gozosa. Antes de su pasión y muerte, Jesús repitió de mil maneras a sus seguidores que estaría siempre con nosotros y en la úlima cena, les invitó a recordarle cuando celebraran  una cena de amor y servivio como aquella. De mil maneras quería asegurarnos que seguiría entre nosotros, con nosotros y en nosotros.

Jesús y sus discípulos eran judios y no rendían culto a las imágenes. Se consideraba idolatría. Cuando el pueblo de Israel liberado por Moisés, caminaba por el desierto, cayó en el culto idólatra de un becerro de oro, a imitación de los pueblos circundantes. También porque les costaba fiarse de un Dios que no veían y al que seguían como oculto en una nube, a las órdenes de Moisés y Aarón, los hombres de fe, que iban resolviendo sus problemas materiales y la recuperación de la fe que tantas veces perdían. La FE no es fácil y los humanos siempre han buscado la forma  de materializar a su  Dios, verlo, tocarlo, es decir, dominarlo de algún modo.

Aunque los primeras ejemplos de la imaginería española datan del Románico, su auge se produjo después del Concilio de Trento (1545-1563) con la Contrarreforma; la Iglesia Católica, sus dirigentes, más materializados que los fieles, necesitaban llamarles la atención y encargan imágenes a los mejores escultores, que se concentran en dos grandes escuelas, la castellana con Alonso Berruguete y Gregorio Fernández, y la andaluza con Martínez Montañés, Pedro de Mena y Alonso Cano. Del teatro vivo de los Autos Sacramentales, se pasa a los desfiles procesionales de las imágenes que las agrupaciones de fieles  llamadas Cofradias habían ido adquiriendo y que lucían en la competencia que se generó entre unas y otras.

[Img #576323]Jesús esta vivo, es la gran verdad que experimentaron y proclamaron las primeras comunidades cristianas pero en esta verdad apenas se ha educado a los cristianos. Es al Jesús de carne y hueso que vive entre nosotros  al que tenemos que mirar, compadecer, ayudar todos los días y más intensamente durante esta semana que hemos apellidado Santa. Como seguimos materializando todo, hemos convertido a Jesús en un retrato de lienzo, en unas estatuas de cartón, madera o piedra, piezas de museo muy bellas que exponemos  y paseamos, con un cortejo de personas encapuchadas con puntiagudos capirotes, costosas túnicas y capas de satén de variado colorido. Estandartes, ricas carrozas, a veces con incrustaciones de plata, cuajadas de flores y velas, bandas de música, damas tocadas con blondas y peinetas, autoridades…,completan el espectáculo que avanza al ritmo de los costaleros que soportan el peso de las carrozas. Todo se conjuga para que el pueblo mire, llore, cante, guarde silencio o aplauda.

Es el gran espectáculo de los días de Semana Santa que también las televisiones repiten machaconamente en sus menús .

Sí, son el espectáculo gratis para los que se quedan o para los turistas que visitan las ciudades, porque para millones de personas la Semana Santa son unos dias de descanso, de expansión y de viajes. El turismo es un factor añadido, que convierte el espectáculo de estos días en fuente de ingresos por lo que también se fomenta desde los Ayuntamientos y Diputaciones.

El Jesús que con un látigo derribó las mesas de los que cambiaban, vendían, exponían animales para la venta y sacrificios en el templo de Jerusalén  ¿qué diría hoy al ver convertidos en espectáculo callejero los momentos más terribles de su tortura y humillación? Pero estos sufrimientos y otros parecidos siguen padeciendo miles de personas inocentes con los que Jesús se ha identificado: están por todos los continentes, los tenemos a nuestras puertas, queriendo saltar la valla que les permita alcanzar la tierra de promisión, desgarrándose por los pinchos que ponen los gobiernos para impedirlo. Nosotros con gélida indiferencia ni siquiera los miramos.

Los crucificados de esta Semana Santa son:

Los millones de personas  desplazadas por culpa de los conflictos armados, la mitad de ellos, niños que sólo pueden aspirar a sobrevivir, cuyo país de origen y de refugio está localizado en las zonas más pobres del planeta. o en conflictos y guerras que se llevan por delante a muchísimas víctimas civiles con atrocidades como la violación de mujeres como arma de guerra y la utilización de niños soldados.

Los parados y Marginados: Millones de personas llevan años en el paro y tienen que abandonar sus hogares porque no pueden pagarlos, viviendo de la mendicidad y caminando de un lugar a otro.. Que haya un 40 % de jóvenes menores de 25 años que no tengan trabajo es grave, "Cuando no se gana para poder llevar el pan a casa, se pierde la dignidad. En estos casos, la persona corre el riesgo de ceder a la esclavitud, a la explotación. Esto no es humano, no es cristiano" dice el papa Francisco.

Los ancianos /as solos o aparcados en  Residencias, como deshechos de la sociedad.

Los Niños. Hoy la pobreza infantil se ha hecho preocupante. Enfermedades, malnutrición asolan a paises enteros como Sudán del Sur y República Centroafricana. Tantísimos que han quedado huérfanos o han sido separados de sus familias para así evitar que sean víctimas de la trata de menores. 

Brechas de desigualdad, atrasos irreparables que sufren los países que han estado en guerra. Si Afganistán Somalia lograran la paz permanente algún día, «tardarían más de 150 años en lograr una aceptable estabilidad”.

Las víctimas de la Corrupción. "Una sociedad corrupta apesta y aquél que permite la corrupción no es cristiano, sino que también apesta", ha afirmado el papa,

[Img #576324]Los Presos. "A nosotros, los presos, nos ha olvidado todo el mundo: el gobierno y las instituciones”.

Mujer. Unas 600.000 mujeres sufren hoy maltrato en España, según refleja una macroencuesta. La actual legislación no resuelve el problema de la violencia contra la mujer,  violencia sexual, que constituye el segundo negocio mundial y alimenta un sistema perverso que acaba perjudicando a niños, hombres y mujeres que son sus verdaderas víctimas. El movimiento feminista responsabiliza de ese desamparo hacia las mujeres, a las mujeres jóvenes, niñas, pobres a la sociedad patriarcal, a grupos poderosos que nos dominan.