Domingo, 17 de diciembre de 2017
Guijuelo al día

Las vías pecuarias de Tonda abren tras una década cerradas

Las porteras instaladas hace años se han retirado para permitir la libre circulación de ganado y público en general con excepción de vehículos de motor

[Img #575779]

El monte de Tonda es protagonista en el inicio de este 2016 con la apertura de las tres porteras correspondientes a las vías pecuarias principales. Los tres caminos abiertos son los que conectan con los términos municipales de Guijuelo, Aldeavieja y Fuenterroble. La Mancomunidad de Salvatierra, dueña del terreno, decidió el cierre de los accesos hace una década debido a los daños producidos por el uso de ‘quads’, que dañaban los caminos y derribaron varios muros limítrofes.

La vía más importante es la conocida como Cañada Real, que conecta con el término municipal de Guijuelo, siendo una de las vías de acceso más conocidas al monte. La segunda, es la de la Vía de la Plata, que conecta con Fuenterroble de Salvatierra, mientras que la tercera vía conecta con terrenos pertenecientes a Aldeavieja de Tormes. Según el servicio de Agentes Medioambientales de la Junta de Castilla y León, la apertura de las vías facilitará el tránsito de animales, ya que antes los pastores debían contactar con los forestales para poder atravesar los terrenos de Tonda, algo que podrán hacer a partir de ahora libremente. El público en general también puede acceder a través de estos caminos. Con las puertas anteriores también era posible el acceso a través de accesos peatonales, pero que dificultaba el paso con bicicletas de montaña, existiendo muchos aficionados que acuden al monte a practicar ciclismo. La única restricción de paso seguirá siendo la de vehículos de motor. En un futuro próximo se instalarán carteles indicando la prohibición y se denunciarán las infracciones ante el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil.

[Img #575780]El monte de Tonda ha estado estrechamente relacionado con Guijuelo y su comarca desde hace décadas como lugar de ocio. Se trata de una gran masa boscosa de 397 hectáreas, de las que 27 pertenecen a las vías pecuarias que acaban de reabrirse. El bosque, con gran número de robles, hayas y encinas, está situado sobre un pequeño monte de 1.197 metros de altitud. En el pasado, los pueblos circundantes enviaban cuadrillas de trabajadores a cortar leña que luego era subastada, pero tal práctica ha caído en desuso y el número de árboles y su frondosidad ha crecido notablemente en los últimos años. En cuanto a su fauna, se compone de zorros, corzos, aves y sobre todo jabalíes, existentes en buen número, lo que suele llamar la atención de cazadores furtivos.