Sábado, 16 de diciembre de 2017

Adventia reclamará a Aesco casi un millón por daños tras archivar el juez la querella por las dietas

Un auto judicial señala que el cobro de dietas en la escuela de pilotos "es legítimo y legal", afirma su presidente

[Img #575695]

Juan Antonio Martín Mesonero ha dado a conocer hoy el auto judicial, del Juzgado de Instrucción número 1, que archiva la querella presentada por Benjamín Crespo y Aesco contra los directivos de Adventia por cinco delitos societarios y apropiación indebida. Para el presidente de Adventia, esto significa "que nunca hubo delito, ni ha existido el caso Adventia sirviendo solo para ejecutar una campaña de desprestigio y de descrédito".

Explicó que del auto se desprende que el cobro de dietas "es legítimo y legal", por lo que la querella "no tenía ni consistencia, ni legitimidad porque no hay delito ni ilegalidad". Mesonero afirmó que las dietas fueron aprobadas, ratificadas y auditadas por los consejos y los órganos de gobierno de Adventia, Confaes y Cámara de Comercio".

El único fin de Aesco con esta querella, aseguró Mesonero, era desestabilizar Confaes y romper la confederación; acusando a la Asociación de Empresarios del Comercio de intentar dar "un golpe de estado apoyado por un medio de comunicación y un partido político, pero ha fracasado con la estrategia del insulto y la difamación". Recordó que, a día de hoy, el único representante empresarial condenado es Benjamín Crespo por un delito "de amenazas a los trabajadores". Mesonero manifestó que tanto a Benjamín Crespo como Emilio Checa han acusado "con total impunidad" a los dirigentes de Confaes de delitos "que no existen, durante los ocho meses que ha durado la campaña de descrédito".

"El daño y el dolor de estos meses son irreparables", aseguró Mesonero, que exigió "que se retracten públicamente y ser marchen a su casa por no ser dignos representantes de los empresarios de Salamanca". Asimismo, anunció la interposición de acciones judiciales en defensa del honor de Adventia y de sus directivos "por esta campaña de desprestigio" que incluyen una reclamación económica según un informe pericial cercana al millón de euros "por el daño causado a la empresa y a las personas". Pidió "que dejen en paz a Adventia" porque "han puesto en riesgo de manera temeraria" una empresa salmantina reconocida internacionalmente, que genera más de un centenar de puestos de trabajo.

Mesonero recordó que las desavenencias internas entre Aesco y Confaes comienzan por la pérdida de asociados y por la mala gestión de la asociación –deuda de 300.000 euros con la confederación, 187.000 euros de El Corte Inglés sin justificar– y Crespo y Checa "presentan la querella contra el consejo de administración de Adventia en agosto". Añadió que, tras petición judicial, aportan un certificado de la directiva de Aesco sobre la decisión de sus integrantes de proceder contra la directiva de Confaes". Para Mesonero, es un matiz importante porque "en ningún caso proceden contra Adventia, por lo que hay dudas si la decisión es personal de Checa y Crespo o de toda la directiva". En este sentido, citó también a otros miembros de la directiva de Aesco, Alfonso Barbero, Yolanda García, Javier Martín Loreto, Bienvenido Sánchez Marcos y Jesús Núñez Paniagua.

El presidente de Adventia también arremetió contra un medio de comunicación local, al que acusó de "colaborador de una campaña de difamación contra los directivos de Adventia y contra Confaes".