Viernes, 15 de diciembre de 2017

Lo que compras en Forex

Forex fue surgiendo tras la Segunda Guerra Mundial como un mercado no centralizado en el que instituciones financieras de diversas partes del mundo, en base a acuerdos bilaterales, intercambiaban divisas a precios acordados para cada intercambio, con el objeto de facilitar las transacciones económicas internacionales.

[Img #574770]

Gracias a las facilidades de acceso, incluyendo información de mercado completamente gratuita, operaciones sin comisiones o apalancamientos por encima de 100:1 (caso de iForex), cada vez más inversores empiezan a operar en Forex, el mayor mercado financiero del mundo. Y sin embargo desconocen la realidad de lo que compran y venden, a saber, números, anotaciones electrónicas en balances de instituciones normalmente extranjeras.

Hay que tener en cuenta que más del 80% de las operaciones que se ejecutan en Forex son de carácter puramente especulativo. No se llega a producir ningún intercambio físico de divisas, materias primas ni tan siquiera de anotaciones electrónicas referidas a acciones. No se intercambia nada de nada. Las operaciones se gestionan como simples entradas y salidas netas en función de los precios de mercado del producto negociado sobre el que estemos operando. Y en consecuencia se liquidan como beneficios o pérdidas.

Forex fue surgiendo tras la Segunda Guerra Mundial como un mercado no centralizado en el que instituciones financieras de diversas partes del mundo, en base a acuerdos bilaterales, intercambiaban divisas a precios acordados para cada intercambio, con el objeto de facilitar las transacciones económicas internacionales. Con el aumento del comercio internacional y de los intercambios financieros consiguientes se fue conformando una red de intercambios privados a la que hoy llamamos Forex.

Los miembros de esta red internacional son mayoritariamente grandes instituciones financieras como bancos comerciales, bancos centrales, fondos de inversión y hedge founds, aunque también hay brokers importantes como FXCM o iFOREX spain y otros más pequeños así como individuos y pequeñas empresas operando a través de éstos. Es importante señalar que la mayor parte de brokers no llegan a introducir las órdenes de sus clientes en el mercado, actúan más bien de contrapartida antes las operaciones de éstos, como si de una casa de apuestas se tratara. Es lo que se denomina operativa con “mesa de dinero”.

Dado que los productos negociados son divisas y éstas se negocian a pares, caso del EUR/USD (euro-dólar), posicionarse largo en dólares (comprar dólares) es equivalente a posicionarse corto en euros (vender dólares) y viceversa. Además, dado que los precios de los productos negociados son siempre relativos a otra divisa (siguiendo con el ejemplo, posicionarse largo en dólares consiste en comprar dólares pagando en euros), aun cuando se producen grandes movimientos en los mercados, en términos porcentuales relativos entre divisas la volatilidad es muy reducida lo que facilita el que los brokers permitan a los pequeños inversores realizar operaciones con apalancamientos por encima de 100:1 respecto el dinero del que verdaderamente disponen.

Para entender esto supongamos que el euro y el dólar cotizan a la par, esto es 1 dólar cuesta 1 euro. Si compráramos 100.000 dólares (pagando 100.000 euros) y el dólar subiera un 5% en un día, ahora podríamos cambiar nuestros 100.000 dólares, a la nueva tasa de cambio de 1.05 eur/usd, por 105.000 euros. Por tanto habríamos ganado 5.000 euros con una inversión de 100.000. Sucede que, dado que la volatilidad de los pares de divisas no es alta en términos porcentuales, los bróker facilitan el que operemos con apalancamientos elevados. En el ejemplo anterior, caso de un apalancamiento de 100:1 habríamos podido realizar la misma operación disponiendo con un saldo inicial de tan solo 1.000€ por lo que el beneficio habría sido de un 500% en términos relativos a nuestro capital real.

Así pues y aun cuando las operaciones en Forex son puramente electrónicas, el resultado neto final tiene forma de beneficio o pérdida por lo que es importante operar sobre una gestión de riesgos consecuente a nuestra cartera.