Viernes, 25 de mayo de 2018

La gran apuesta por el ferrocarril salmantino, 1 mes después

Hace un mes escaso se ponía en marcha un servicio de Alta Velocidad ferroviaria entre Salamanca y Madrid por Medina del Campo y Olmedo. Un recorrido parecido al que se hacía en el siglo XIX, entonces por Ávila. La velocidad media actual es de 143 km/h., entre Salamanca y Medina no se puede superar los 155 km/h., en vez de los 180 posibles, por imposición legal: la vía no está vallada y tiene pasos a nivel (nada que ver con no sé qué problemas de electrificación). El billete se fijó en 20 euros, según decían para promocionar el ferrocarril por un tiempo razonable, doblado a 40 euros en poco más de 20 días, aunque luego rectifican en parte. Por si alguien no lo tenía claro, como Ciudadanos, la Alta Velocidad es muy cara para el usuario normal, la mayoría. Sospecho que en la carretera alguien se frota las manos, como ya ha ocurrido en otros corredores.

[Img #529371]Entonces señalaba la improvisación de la actuación. El proyecto aparece con Aznar como una electrificación normal de la línea existente de ancho Renfe para viajeros y mercancías, paralela a la cual se instalaría otra de ancho europeo que se electrificaría para Alta Velocidad y viajeros, un sinsentido. Luego, antes de la crisis por lo que no sirve el argumento del recorte, se empeoró al electrificar sólo la línea existente de ancho Renfe para Alta Velocidad, algo inédito, que no sirve para mercancías. Tardaron 8 años en concluir todo eso a falta de un trámite, que a Zapatero le costó 6 años en resolver para que Rajoy pudiera actuar con esa celeridad que le caracteriza para enfrentar los problemas. Siendo justos con Zapatero, fue mucho más eficaz con las autovías.

En 15 años nadie tuvo tiempo de estudiar y planificar qué tipo de servicios se requerían, qué características y tamaño de los vehículos se necesitaba, cuantas expediciones al día y, sobre todo, conocer en profundidad el corredor entre Salamanca y Madrid (cuantas personas lo utilizan, motivos, demandas, precios que pueden admitir, etc.). Esa información parece necesaria para comprar el material adecuado, como los trenes por ejemplo. A ello se puede sumar el conocimiento de lo que ocurre en otros corredores, donde triunfan los servicios Avant o Alvia (el que nos han puesto), que circulan en torno a 250 km/h. Casualmente la vieja reivindicación de la Plataforma Salmantina en Defensa del Ferrocarril, y que no necesitan las desmesuradas inversiones que se hacen para llegar a los 350 km/h.

Otro tema son las mercancías, siempre se ha señalado el problema del diferente ancho de vía frente al resto de Europa, y la “isla” entre Medina del Campo y Fuentes de Oñoro por su falta de electrificación. Por si alguien sigue sin tenerlo claro, de Medina a Salamanca la electrificación realizada es exclusiva para viajeros y Alta Velocidad, y desde ahí hasta la frontera ¿se mantendrá el proyecto original de electrificar sólo para los trenes que no son de Alta Velocidad, incluido mercancías?. Entre Salamanca y Fuentes de Oñoro, salvo una excepción, sólo circulan mercancías, por lo que tendrían que cambiar de máquina para llegar hasta Medina del Campo. Vamos, una apuesta en toda regla por impulsar el eterno proyecto de Puerto Seco del Ayuntamiento (del que hace tiempo no se sabe nada, por cierto). Y no olvidemos que para redundar en esa apuesta por el ferrocarril de la derecha española, de tapadillo aprobaron en puertas de las elecciones una norma que permite circular a “trenes” de camiones (casi el doble de largo de un tráiler actual) por carretera, ¿se los imaginan accediendo a la Papelera, por ejemplo?

Recapitulando, entre Salamanca y Madrid hay 3 servicios diarios por sentido al no tener Renfe trenes suficientes, que tardan 96 minutos y parece que costará en definitiva 40 euros el viaje. Por Ávila de momento se mantienen los 8 servicios diarios por sentido, que responden mejor a la demanda, pero superan los 160 minutos y cuestan en torno a 20 euros. Sin contar claro las ofertas que habrá que rastrear por la web de Renfe. Mientras Avanza (el Auto-Res de toda la vida) por carretera tiene un servicio cada hora por un precio parecido, en menos de 150 minutos que seguramente reducirá al cambiar su base de operaciones en Madrid al Intercambiador de Moncloa. ¿De verdad, de verdad, se está haciendo una apuesta seria por ferrocarril en Salamanca?