Viernes, 25 de mayo de 2018

En serio

Aunque la actual crisis, en realidad la vuelta del capitalismo salvaje a las prácticas del siglo XIX, comenzó antes de llegar el Partido Popular al poder, el próximo día 20 juzgamos su labor de gobierno desde finales de 2011. Durante los últimos meses insisten en su importancia para salvar a España del desastre, obviando que, si se investiga con un mínimo de seriedad, el momento más crítico estuvo precisamente tras sus primeras decisiones económicas. Pero la campaña está para convencer como sea a los electores, no para hablar de la verdad.

Análisis económicos hay muchos, pero me llama la atención la evolución de la población. Se entiende que si todo va bien o hay futuro, le gente no tendría por qué marcharse. Según el INE, a 1 de enero de 2012, la fecha más cercana a su llegada al poder, había en España 46.818.216 de habitantes residentes. La reciente nota informativa sobre estadística de Migraciones en Junio de 2015 apunta el dato de 46.423.064 de habitantes residentes. Es decir, 395.152 menos entre ambas fechas.

[Img #500664]Si se observan esos datos por grupos de edad, las cifras son más llamativas. Aunque ya en el grupo entre 15 y 19 años hay un ligero descenso en la población, es entre los 20 y los 44 años (edades laborales), cuando resulta espectacular: 1.548.989 personas residentes menos. Es de suponer que una parte importante de ellos eran extranjeros que han vuelto a sus países, pero estos se han reducido en 809.219 personas (y según el INE muchos por adquirir la nacionalidad española).

Entre esas fechas los datos de afiliados ocupados a la Seguridad Social vienen a ser los mismos, a pesar de haberse reducido el paro según la EPA. Por ello todo parece indicar que la mejor forma que ha tenido el gobierno del Partido Popular para luchar contra la crisis, y su más letal efecto que es el desempleo, ha sido volver a emigrar como en los mejores tiempos.

La economía española se rige por principios inspirados por la derecha neoliberal. El Partido Socialista es innegable que tuvo un matiz social notable, pero nunca tocó la base de la economía. Y esto es lo que no funciona en España, en especial desde que Aznar decidió impulsar sectores especulativos que no crean valor añadido ni futuro (y alientan la corrupción detrayendo recursos públicos). No olvidemos la persecución a la investigación en esta legislatura. Y solo crece la desigualdad social, al modelo español le sobra un tercio de la población. Y en el centro político, que es lo mismo que decir derecha, hay demasiada gente. Como Ciudadanos que no cuestiona nada, al fin y al cabo es la modernización del PP.

Las amenazas pare el futuro serán cada vez más graves, los problemas ambientales no van a desaparecer ocultando la realidad. Y sin economía, e impuestos, no hay dinero para mantener las políticas sociales. La única alternativa que todavía no hemos experimentado está en la nueva izquierda. La decisión se toma el 20 de Diciembre, lamentarse después o pretender creer que nos han engañado como en 2011 no sirve para nada ¿De verdad queremos resolver los graves problemas que tenemos y que nos amenazan con quienes los crearon, la derecha?.